top

LA DOCTRINA



EL EVANGELIO DE LA VERDAD

YO SOY EL SEÑOR TU DIOS, NO HAY OTRO DIOS - Manda saber, pensar, sentir y actuar, en la conciencia del Principio Único y sus Leyes Fundamentales, Eternas, Perfectas e Inmutables, por sobre milagros, misterios, enigmas, fingimientos, simulaciones, etc.

NO HARÁS IMÁGENES CUALESQUIERA, PARA ADORARLAS - Siendo el Principio Único, Espíritu y Verdad, así debe ser conocido y vivido, por sus centellas emanadas en el Espacio y en el Tiempo, despertando las Virtudes Divinas, toda centella aprenderá a cumplir la Voluntad de Dios, hasta alcanzar la coligación total.

NO PRONUNCIARÁS EN VANO EL NOMBRE DE DIOS - Este Mandamiento contiene, la misma advertencia del Segundo. Y como todo error demanda reajuste, bueno es no errar, para no tener que pagar. Por encima de la Ley nadie pasará.

TENDRÁS UN DÍA, EN LA SEMANA, PARA DESCANSO Y RECOGIMIENTO - Para efecto de descanso y tiempo libre de propósito. El texto lo dice todo, y si en la forma puede haber pequeñas variaciones, el espíritu del Mandamiento es total.

HONRARÁS PADRE Y MADRE - Ninguna institución, llamada humana, es mayor de que la Familia, y el Mandamiento manda honrar la base de la misma. La Familia es mucho más, en el proceso de crecimiento de los espíritus, o de vuelta a la Unión Divina, de lo que pueden concebir los hombres. Entre padres e hijos el deber de armonía es profundamente significativo, y en el Espacio y en el Tiempo el Mandamiento será plenamente ejecutado. El buen discípulo espera orando y vigilando, en todos los sentidos, en todas las prácticas de la vida.

NO MATARÁS - El Sexto Mandamiento tendrá, a través de los tiempos, o de la evolución humana, ejecución total. Es mucho más vasto y profundo de lo que parece, y aquellos que pudieran crecer en su espíritu, tanto mejor. Importa no caer en la tontería de no tragar un mosquito, para enseguida tragar un camello...

NO COMETENDRÁS ADULTERIO - Ya fue dicho, por antiguos Maestros de Doctrina, que la VERDAD es cortante como el filo de la navaja, y que el VERDADERO es aquel que transita por él, sin cortarse... A través del proceso evolutivo, todos entenderán y ejecutarán el Mandamiento, aquel que es más caro a los que constituyen Familia. Porque todo aquel error que pone en peligro la institución de la Familia, por mucho más responderá. Para todos los efectos, para toda y cualquier actividad social, confianza y fidelidad fluctúan altísimas en el conteo de las virtudes espirituales. Teniendo, en virtud de las deficiencias humanas, que considerar la separación de parejas decimos que mucho más equivocado es la separación, que no facilita una nueva constitución de Familia. Encima de cualquier falla humana, colóquese la posibilidad de realizar nuevo emprendimiento familiar, y nunca prohibir un nuevo vínculo que realmente favorezca el cumplimiento de la Voluntad de Dios. De los males, escójase el menor... Una JUSTICIA DIVINA acecha sobre todo y todos, y sus tentáculos penetran profundidades inconmensurables, para juzgar y dar con JUSTICIA, según realidades y merecimientos que escapan al consentido común humano.

NO HURTARÁS - Como nadie pasará por encima de la JUSTICIA DIVINA, quién perjudicara a su hermano, integralmente pagará. El desamor es fábrica de lloro y crujir de dientes.

NO DARÁS FALSO TESTIMONIO - Sin dejar de considerar la MENTIRA PIEDOSA, que evita crímenes, lágrimas, dolores, etc., decimos que el falso testimonio, como se lo entiende, y como visa la advertencia del Mandamiento, es tremendo crimen. Con el tiempo y la experiencia que la evolución hace acumular, todos aprenderán lo que es el AMOR, y dejarán de practicar aquello que nace del desamor... Cada error practicado es marca negra registrada en su practicante, y algún día tendrá que ser deshecha, cueste lo que cueste...

NO DESEARÁS LO QUE ES DE TU PRÓJIMO - Cualquiera entiende que es no desear de modo criminal, contrario a la Moral Divina. La LEY es una en su espíritu, enseña divinamente cierto y envía al COMPORTAMIENTO honesto, fiel y, por lo tanto, divinizante. Porque la JUSTICIA DIVINA hace rescatar, en las tinieblas tenebrosas de la sub-costra, en los umbrales, en las vidas de dolorosas expiaciones, por enfermedades y daños morales terribles, cortantes estremecimientos morales e incontables otros recursos que están a deposición. Conviene considerar, también, que mientras el deudor es obligado a emplear tiempo en terribles purgaciones, en las tinieblas del mundo espiritual y en continuas encarnaciones martirizantes, no está aprovechando el mismo tiempo en condiciones felices, con hartos cúmulos de valores positivos, auto-cristificadores.

Fuente:
POLIDORO, Osvaldo. Evangelio Eterno Y Oraciones Prodigiosas.

Home |  Divinismo |  Doctrina |  Oraciones |  Libros |  Downloads |  Videos |  Registro |  Contacto 

Copyright © 2000 / 2011 - Divinismo.org